Eight Hour Cream de Elisabeth Arden

Hoy os hablo de un clásico de Elisabeth Arden que todavía no había probado: Eight Hour Cream.

Se trata de un bálsamo reparador milagroso que nació en 1930. Se dice que Elisabeth Arden desarrolló la fórmula para aplicársela a los caballos (animales que adoraba) en las grietas y rozaduras de las patas. Una de sus clientas pensó que también servía para el cuidado humano y se lo aplicó a la rodilla herida de su hijo, que tardó en curarse solamente ocho horas, gracias a este bálsamo. Esta historia es la que da origen a su nombre.

eight hours elisabeth arden

Eight Hour Cream es una de esas cremas que todas debemos de tener en casa ya que tiene un sinfín de utilidades:

1) Suavizar la piel: Sirve como hidratante para las zonas más sensibles.

2) Para después de la depilación.  Su efecto calmante sirve para aliviar la piel

3) Antiinflamatorio: También podemos utilizarla ante una picadura o granito, ya que baja la inflamación. De la misma forma, puede servirnos para curar pequeñas heridas y quemaduras.

4) Labios: Como bálsamo reparador labial

5) Manicura: Es perfecta para talones agrietados y cutículas.

La textura del producto es bastante densa pero se desliza suavemente al calentarse con los dedos. Ésta es una de esas cremas que dura mucho tiempo ya que tenemos que aplicarla en pequeñas cantidades.

Podéis encontrarla en Tiendas Agatha- Perfumería y Estética.

¿Y vosotras la habéis probado? ¿Tenéis alguna otra solución infalible?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *