Invitada a una boda en invierno

Esta época del año puede ser la más complicada para convertirse en la invitada perfecta sin congelarse. Además del frío, hay que adaptar la tonalidad y el estampado de nuestras prendas para poder ir apropiada. ¿Qué ponerse en una boda en invierno? ¿Cómo salir del paso sin arruinarse?

A continuación, os damos algunas ideas:

Una ocpión es un vestido de manga larga. Hay algunos muy divinos que podemos combinar con un tocado, si la ocasión lo requiere. Como siempre, los complementos que le pongamos, darán el toque definitivo. Un vestido sencillo puede combinarse con unos zapatos, bolso y cinturón con un tono que le haga contraste y de esta forma, darle el nivel de etiqueta que necesitemos para el evento. Por ejemplo, para no llamar demasiado la atención, el negro es perfecto. Si en cambio, queremos darle vida al vestuario, optemos por colores vivos, tales como el fucsia o el rojo y como no, un dorado o plateado para conseguir la elegancia.

vestido invierno

 

El terciopelo, además de ser un tejido elegante, nos vendrá bien en esta época para no morirnos de frío:

vestido2terciopelo

vestido3terciopelo

vestido terciopelo

 

¿Con qué taparnos? Nos puede servir un abrigo de pelo o una estola.

estola

 

Y por último, os dejo con otra apuesta segura que lleva tanto este año, el mono o jumpsuit.  Los hay de todos los gustos, para las más atrevidas y las más clásicas. Eso sí, es una prenda que favorece solamente a las más delgadas:

mono

Y vosotras, ¿qué os pondríais en una boda en invierno?

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *